Cuando me encontré con el Daruma Taiso

Conocí Daruma Taiso de pura casualidad, siendo apenas un niño, hace ya más de 25 años. 

Durante algún tiempo lo practiqué de manera habitual como calentamiento en mis clases de Karate de Okinawa, pensando que esta forma de preparar el cuerpo y la mente era lo normal. Sin embargo por aquel entonces la mayoría de mis amigos que practicaban otras artes marciales u otros deportes, lo máximo que hacían para calentar y preparar su cuerpo para la práctica era darse unas carreras, y en el mejor de los casos hacer unas flexiones de brazos y algún ejercicio suelto de estiramiento. ¡Que suerte tuve de conocer Daruma Taiso!

Practiqué durante años sin saber que se trataba de un método oriental de gimnasia que practicaban muchos miles de personas en todo el mundo.

Ya de adolescente me interesé por la practica concreta del Daruma Taiso para ganar flexibilidad, para lograr concentrarme para mis exámenes, como forma de meditación, y en fin para estar y sentirme en plena forma.

Durante mis años como estudiante universitario de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el INEF de Madrid, tuve la oportunidad de conocer y estudiar a fondo muchos sistemas de entrenamiento físico diferentes. Ninguno de ellos era capaz de igualar las excelencias del Daruma Taiso, ni en el método de enseñanza, ni en la intensidad y variedad de sus ejercicios, ni en la eficacia de los mismos, ni en la forma gradual de progresión, ni en la forma concreta y particular de respiración, ni en la búsqueda paulatina y progresiva de mejora, ni en la manera en que su estructura permite a cualquier persona sea cual sea su condición física inicial, aprender y avanzar a su propio ritmo. En fin, Daruma Taiso era excelente y superior en todas sus facetas a los demás métodos gimnásticos evaluados y experimentados por mí durante esos cinco años.

Si bien es cierto que Daruma Taiso no tiene una gran repercusión mediática ni tiene el mismo nombre que otras disciplinas de todos conocidas como Yoga, Taichi, Pilates, etc, no es menos cierto que cada vez es más conocido y que las personas que se acercan a Daruma Taiso, y lo practican durante algún tiempo, ya no quieren dejar de practicarlo.

Hace unos meses en una entrevista para una radio, me preguntaban que porqué el Daruma Taiso es una actividad minoritaria, mi respuesta fue que no es minoritaria, sino que se trata de una actividad “exclusiva” que solo las personas que tienen la suerte de encontrarselo, tienen la suerte de poder practicarlo.
Cada persona tiene que encontrar su camino, encontrar aquello que la hace feliz, que le ayuda a caminar en la difícil tarea de la vida, Daruma Taiso es una de esas cosas que puedes elegir para que te ayuden, como yo hice “por casualidad” hace ya más de 25 años…

Escrito el 12-9-13 por Manuel Sánchez Muñoz. Instructor de Daruma Taiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>